Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Higiene y sexualidad

dlopez 29 mayo 2010

img.jpg

Con las cosas de comer no se juega. Esta famosa frase ha de aplicarse también al sexo. El mal olor corporal y la falta de higiene en los genitales y el ano provocan el mayor rechazo por mucho calentón que se lleve. Se entiende que si hay tiempo la pareja se duche y se prepare a conciencia, una noche de discoteca puede provocar sudor pero no una falta de higiene tan grande.

Si sois amantes del sexo anal no sólo basta con una ducha, un enema os servirá para evitar desagradables sorpresas y, eso sí, siempre con condón. La vagina y el pene son también zonas que emiten un olor característico que hay que evitar.

La ducha vaginal es la solución para ellas. Los hombres tenemos la obligación de tirar hacia atrás de la piel para limpiar a conciencia el pene, los restos de esmegma son demasiado normales y huelen bastante mal por lo general así que nada mejor que lavarse bien.

De los dientes, axilas y pies ni hablamos porque, como en la antigua mili, se da por supuesto que esto ha de lavarse a menudo. Esperemos que estos consejos os hayan servido para tener un mejor sexo sin sorpresas ni fragancias poco agradables.


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *