Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

La Hepatitis B

Luigi Eroxxx 25 junio 2009

hepatitis.jpg
Uno de los virus que más temor nos causa es sin lugar a dudas el del SIDA, pero hoy tocaremos otro igualmente contagioso y bastante peligroso, aunque muchos dirán que propiamente no es una enfermedad de transmisión sexual, se equivocan, estoy hablando del virus de la Hepatitis B, el cual comparte las principales fuentes de contagio con VIH.

Este virus afecta al hígado de la persona que lo contrae, una enfermedad que puede contagiarse por vía sexual, ya que se encuentra en fluidos vaginales y en el semen de personas infectadas, pero que también se puede adquirir a través de la sangre, saliva, lágrimas, leche materna y por compartir jeringas con las personas que tienen el virus.

Para nuestra buena suerte, o quizás no, es la única enfermedad que se da por contagio sexual que puede ser prevenida mediante la vacunación. Aunque sin olvidar otras formas de prevención, como por ejemplo: no compartir cepillos de dientes, hojas de afeitar, jeringas, aros, tomar precauciones al momento de hacerse un tatuaje o piercing, utiliza preservativo de látex en las relaciones sexuales, y los campos de látex al practicar sexo oral, entre otros cuidados básicos a tener en cuenta.

Es una enfermedad que no se cura, pero que es tratable, y la persona que se recupera satisfactoriamente de una Hepatitis B, puede llevar una vida relativamente normal al recuperarse, esto generalmente ocurre luego de 6 meses de tratamiento que incluye reposo y dieta. Eso sí, no es recomendable el consumo de alcohol, en una persona que haya padecido el virus.

Para detectar a la enfermedad se puede hacer un simple análisis de sangre, y así como sucede con el virus del Sida, se puede ser portador sano del virus de la Hepatitis B, no desarrollando los síntomas, pero sí trasmitiendo el virus a otras personas, por eso es importante que si manifiestas alguno de los síntomas como pueden ser : cansancio, desgano, pérdida de apetito y de peso, fiebre, ictericia, dolor muscular y de articulaciones, dolor de estómago, náuseas, vómitos, diarrea, color oscuro de la orina, hígado hinchado y sensible al tacto, consulta de inmediato con un médico, para un diagnóstico temprano.

Vía l Educasexo


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *