Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Fisting

Luigi Eroxxx 22 abril 2009

fisting.jpg
Una de las prácticas sexuales que hasta el día de hoy no he podido realizar es el fisting, para aquellos que no sepan lo que esto significa les diré, que el fisting o fist fucking es un término inglés que da nombre a esta variante sexual, la cual consiste en introducir el puño en la vagina o el ano. Ya sea de forma parcial o total, hay que ir con mucho cuidado porque es una práctica muy peligrosa si no se hace con los cuidados necesarios.

Sin duda es algo bastante extremo, pero quienes lo han probado, aseguran haber experimentado un gran placer, no tanto por el movimiento de la mano, sino más bien por la dilatación de la zona, el placer radica en la elasticidad de los músculos.

Existe el típico juguete sexual con la forma de la mano, para ejerce esta práctica, los pueden constatar en cualquier sexshop. Siguiendo con los riesgos que conlleva si no se tiene las debidas precauciones.

Primero de todo hay que tener claro que el placer reside en la dilatación y por tanto ese debe ser la finalidad. Para lograrlo es necesario dedicarle tiempo y sobre todo mucha calma. El festee (la persona que es penetrada) debe estar relajada y no contraer los músculos involuntariamente. La introducción de la mano debe hacerse paulatinamente conforme la vagina o el ano se va adaptando al grosor, ya que si no podría realmente ser muy doloroso y causar daños graves.

Deben tomarse una serie de precauciones:

1. Higiene y limpieza: el fister (quien tiene el rol activo , el que penetra) debe tener cuidado con la higiene. Hay que lavar bien la mano que vaya a introducirse para evitar cualquier tipo de infección. El cuidado de las uñas es algo básico. Deben estar lo más cortas posibles, limadas y sin durezas ni raspaduras, para evitar cualquier tipo de arañazo o herida en el interior.

2. Guantes de látex: siempre que se pueda, es mejor utilizar guantes de látex, ya que ayudan a evitar posibles infecciones, las uñas quedan resguardadas para evitar molestias y se desliza más fácilmente.

3. Abundante lubricante: es primordial la utilización de lubricante en abundancia, tanto en la zona como en la mano. Si es lubricante con base de agua mucho mejor. Evitar los que son de aceite. Hay un tipo en concreto de venta en sex shops que se llama fisting gel, ideal para esta práctica ya que ayuda mucho con la dilatación. Si tenemos esto presente, la práctica del fisting será mucho más placentera y segura.

Cuando el fister proceda a la introducción de la mano, es mejor hacerlo con el puño abierto, únicamente juntando los dedos por la punta, ya que la forma que adquirirá la mano, facilitará el trabajo. Aunque también hay otras maneras de hacerlo como por ejemplo el puño cerrado o incluso con las dos manos juntando las palmas. En este último caso estaríamos hablando de doble fisting.

Si no tomamos en cuenta estos consejos y tomamos las precauciones adecuadas, el fisting, puede traer consecuencias desagradables, como infecciones, inflamación pélvica, lesiones en el útero.

Si el fisting es por el ano, es más delicado ya que es una zona donde hay pocas terminaciones nerviosas y el dolor no es tan evidente. Puede provocar desgarros o fisuras del tejido interno, perforación del colon o del intestino, rotura del esfínter y la mucosa anal, dilatación paulatina de los esfínteres.

Realmente antes de recomendar esta práctica, la probare, pero si alguno de los lectores ya lo hizo pues sería bueno que exponga sus impresiones y experiencias.

Vía l Blog de sexo

Artículos relacionados:


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *