Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Las feromonas y su importancia en el deseo sexual

dlopez 17 febrero 2010

974f9199b9.jpg

Las feromonas se han convertido en una de las materias más estudiadas en el terreno de la sexología. Hoy en día se pueden encontrar perfumes con feromonas, productos con feromonas y no sabemos qué nos están vendiendo y para qué sirve exactamente. La idea es que nos enteremos de qué se trata para luego valorar si merece la pena comprarlo.

Las feromonas son una sustancias químicas que produce el cuerpo. Esto se produce cuando nos encontramos bien con los demás. Se caracterizan por un olor que es distinto para cada persona y que dependiendo del mismo nos va a atraer esa persona o no. Para entendernos, un bebé recién nacido sólo necesita un par de días para reconocer, por el olor, a su madre.

La idea de los promotores de este tipo de productos es coger las hormonas de las axilas de hombres y mujeres y diseñar un producto que, teóricamente, generaría una atracción irresistible sobre aquella persona que nos oliera. Como es evidente, las sensaciones que cada olor produce es totalmente distinta en cada persona, no hay fórmulas mágicas.

Qué queremos decir, pues que intentar convencernos de que somos animales y de que nos atraen los mismos olores y las personas que huelen así es algo bastante triste. El olor que nos resulta atractivo no es el único motivo para sentir deseo sexual. Otros factores como la genética, la educación recibida y los intereses comunes son indispensables para formar una pareja. Los que quieran seguir vendiendo bálsamos de Fierabrás que lo hagan pero al menos que no puedas decir luego que no te hemos avisado.


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *