Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Explorando por primera vez

dlopez 9 abril 2010

sexooral.jpg

En la oscuridad de la noche sintió que unas manos le acariciaban. No sabía de dónde venían ni de quién eran pero es lo que sintió. Con apenas 18 años era la primera vez que otra persona le tocaba de esa forma. Buscando su sexo sintió la vergüenza de que el tamaño no fuera el adecuado pero se dejó hacer.

La masturbación que estaba recibiendo provocó que relajar sus músculos y que se girase en la cama, las mismas manos le empujaron hacia el colchón para hacerle una felación a un ritmo muy lento, con mucha saliva que le caía por los pelos del pubis hacia los testículos.

Observando que una catarata de placer iba a llenar la boca de su compañera, ahora la había reconocido porque era María la chica dueña de la casa donde estaba pasando ese fin de semana con amigos, le dijo: Me toca. Sólo en las películas porno había visto una vagina y se quedó asombrado de cómo una parte del cuerpo con tan mal aspecto puede causar tantos estragos.

Sin tener demasiada idea de cómo hacerlo metió la lengua y María, que tampoco era una experta, le iba indicado cómo le gustaba. Ella no se pudo aguantar y tuvo un orgasmo explosivo. Cuando se recuperó volvió a hacerle una felación y apenas pudo tragar todo el semen que expulsó su amor.

Se quedaron dormidos al instante, a la mañana siguiente sintieron que algo había cambiado para siempre.


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *