Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Erotismo para ellas

Luigi Eroxxx 18 junio 2009

datos.jpg
No es de sorprendernos que la pornografía este tomando un nuevo auge, siendo que las producciones han mejorado, los subgéneros que se han desarrollado y, la gran apertura sexual que se está dando.

Por extraño que parezca la pornografía gay se está disparando en las plataformas televisivas, los canales dedicados al entretenimiento erótico, se está viendo inundado por peticiones de sexo homosexual. Esto podría atribuirse a la inusitada cantidad de gays que están saliendo del closet, pero en verdad y, aunque suene raro esta no es la razón, mas bien es el aumento en la curiosidad de las amas de casa.

Aprovechando que sus hijos están en el colegio y el esposo en su trabajo, se dejan envolver por fantasías onanistas bastante curiosas, quizás nos podríamos preguntar ¿Por qué no escogen porno heterosexual? Pues no es ningún secreto que el porno clásico es un producto pensado por y para hombres y, hasta hace algún tiempo, los individuos que aparecían en esas producciones tenían un aspecto perverso bastante alejado de ciertos gustos estéticos. Vamos, que si una quería encontrarse con un primo de David Beckham teniendo relaciones sexuales, es más fácil encontrarlo en una producción de porno gay que de otro tipo.

Aunque no podemos negar que la apariencia física de los actores de los últimos años ha mejorado considerablemente, la cuestión en si va más allá de los criterios estéticos.

Muchas mujeres detestan el excesivo mecanicismo y el abuso de prácticas vejatorias en el porno heterosexual. No es que el porno homosexual sea muy diferente, desde luego, pero puestos a escoger, mejor ver cómo un hombre se pasa un buen rato con otro y no lo de siempre. Y la novedad, claro. Que lo de ver a dos hombres teniendo sexo salvajemente llama mucho la atención de muchas personas, sobre todo si sólo lo han visto pintado en una vasija griega en un museo.

En un mundo como el actual, en el que el porno ha salido del armario y cuyos contenidos son tratados y publicitados en espacios, hay que ser conscientes que el porno no es sólo porno, sino un discurso y una manera de hablar de sexo. Hasta el momento dicho discurso ha sido exclusivamente masculino (y muchas veces machista). Ha llegado la hora de las mujeres.


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *