Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

El encanto de la infidelidad

vjimenez 10 diciembre 2010

sexo-en-la-ofi.jpg” Los hombres engañan más que las mujeres; las mujeres, mejor.”

En promedio, las estadísticas de infidelidad aseguran que el 60% de los hombres son infieles, y que el 40% de mujeres les sigue los pasos. Para Sexole, el primer estudio sobre conductas y preferencias sexuales de usuarios de internet en España, las mujeres son más infieles que los hombres (50% frente al 44%) y también más apasionadas: un 65% exterioriza más las emociones en el momento del clímax, frente a un 27%. El estudio de Journal of Couple and Relationship Therapy asegura que entre un 45 y un 55% de las mujeres casadas son infieles..

La antropóloga Laura Betzingen hizo un estudio acerca de la infidelidad, sobre todo la infidelidad femenina. A pesar de que la fidelidad se considera un elemento indispensable de la vida en común, en el 72 por ciento de las sociedades más importantes, los escarceos y deslices sexuales son frecuentes.

¿Alegría? ¿Diversión? ¿Rencor? ¿Morbo? ¿Mantener una vida sexual pobre o poco satisfactoria? ¿Venganza?

47502_1_eldiscretoencanto-01.jpg

El sexo es muy importante para muchas personas y cuando en la pareja disminuye el interés sexual,la pasión, el deseo, las ganas de satisfacer a tú media naranja… el resultado puede ser “la infidelidad”. Y cuando no hay calor en el nido, se busca fuera…..

En el caso de las mujeres; solemos buscar no sólo un “polvo“, sino más bien una conquista, un flirteo, ….de hecho, nosotras, la mayoría de las veces llegamos a ser infieles por muchos motivos (venganza, búsqueda personal, búsqueda sexual, comprensión emocional..), y aún intentado no caer en las redes del lobo, caemos.

Cuántos de nosotros, conocemos “aventuras” de compañeros de trabajo que les son infieles a sus parejas. En realidad, el trabajo, es como volver al instituto; formas tú grupo de amigos, un día tomas café en grupo, aparece alguien que te mira de una manera diferente, vuelves a coincidir día sí y día no, cuando no lo ves notas que lo buscas, cada día te arreglas más para atraer su atención…luego llegan las cenas de navidad y llega un momento que no puedes remediar la atracción sexual que sientes por esa persona…y aquí aparece el encanto de la infidelidad.

Actualmente encontramos en las librerías ” El discreto encanto de la infidelidad” por Anna. R. Alós. Sus frases se suceden a lo largo de las páginas derrochando ironía -como si de un divertido anecdotario sobre las infidelidades propias y ajenas se tratara. La autora ataca a traición y con ternura al dolor que causa la infidelidad consiguiendo su metamorfosis.

Y después de leer el libro me hago esta preguntas:

¿Puede ser que seamos infieles por naturaleza o que simplemente cuando pasamos la fase de enamoramiento, necesitamos volver a sentir esas maravillosas sensaciones que nos puede aportar una nueva persona?

Empieza a ser demasiado evidente que las relaciones no funcionan como están planteadas en la actualidad. Quizás necesitamos hacer una revisión de valores sobre el amor y el sexo y quizás algún día el ser infiel no significará lo mismo, por desgracia.


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *