Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Embarazo con Sida

Luigi Eroxxx 18 marzo 2009

mujer-embarazada.jpg
Uno de los grandes males que nos dejo el siglo pasado es sin duda el tan temido Sida. Escuchar de esta enfermedad en algún ser querido o al menos conocido nos hacía sentir escalofríos, aun en la actualidad. La confirmación de un diagnóstico de VIH, suponía tener un certificado de muerte, con suerte, una esperanza de vida de unos pocos meses.

Gracia a los avances tan grandes que ha tenido la ciencia y la medicina, esa dura realidad ha cambiado, y hoy por hoy, existen casos de personas, que ya conviven desde hace más de 15 años con el virus.

Gracias a estos adelantos, en materia de calidad de vida y duración, aun con dicha enfermedad, algunas parejas e incluso mujeres solas, han decidido tener un hijo. Es verdad que la mayoría de los embarazos donde la madre tiene VIH, no sabía que estaba enferma.

En otras ocasiones, el embarazo, es buscado
en parejas en donde uno de los integrantes posee el virus del SIDA, como una necesidad de perpetuarse, y por supuesto eligiendo aquel camino que no suponga riesgos directos para el nuevo ser.

Por suerte la ciencia, brinda alternativas, para que estas personas, puedan concebir un bebé, sin el virus del SIDA.

Los profesionales de la salud deben ser los responsables de asesorar de forma correcta
a las personas interesadas en procrear un bebe, teniendo en cuenta que tienen el virus de inmunodeficiencia adquirida. Se debe estudiar a conciencia el estado de salud de la madre, su historia clínica así como también las terapias y medicamentos implementados hasta el momento.

En el caso que la infectada sea la mujer, la mejor opción, es la inseminación artificial.
Para que el embarazo no sea de riego para el bebé, la mujer deberá tener una carga viral indetectable en sangre. Se recomienda la práctica de una cesárea, para minimizar los riesgos de contagio, y como se sabe, la madre no podrá amamantar a su bebé.

Cuando en cambio es el varón quien porta el virus, las alternativas son la inseminación intrauterina, utilizando espermatozoides lavados, una técnica que se basa en que los espermatozoides, no constituyen el principal reservorio del virus del HIV, ya que éste, se encontraría principalmente en el líquido seminal. Otras de las posibilidades, sería a través de la fecundación in vitro.

Vía l Educasexo


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *