Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

El orgasmo femenino

NEodAni 26 marzo 2009

Orgasmo Femenino
En cada generación desde que en 1966, Masters y Johnson anunciaron que todos los orgasmos eran esencialmente iguales, se ha ido investigando más y más sobre la complejidad de la experiencia sexual y superando visiones limitadas. Ya en 1980, John Perry y Beverly Whipple tuvieron la originalidad de identificar varios lugares de la vagina en los que podía producirse el orgasmo femenino.

Algunas mujeres (incluso sexólogas) empezaron a describir más de un tipo de orgasmo. La teoría de Singer describe «tres tipos de orgasmo»: el «vulvar», que corresponde al tipo unitario de Masters y Johnson; el «uterino», en el que se produce movimiento en el cuello de la matriz; y el «mixto», en el que se incluyen elementos de los dos anteriores.

Perry y Whipple inventaron el miógrafo uterino para completar el miógrafo vaginal y permitir la medición simultánea de las contracciones del músculo pubococcígeo y del músculo uterino, con un total de seis electrodos electromiográficos, creando un esquema-tabla de 1 a 10. De orgasmos «externos», «vulvares» (Masters y Johnson) o «clitorideos» por los freudianos, a orgasmos «más profundos» o «uterinos» descritos por Singer.

Resumiendo: 2 tipos de orgasmo.
Un orgasmo “profundo” o concluyente (después se tardan horas en desear o necesitar otro y no son posibles orgasmos uterinos múltiples), foco muscular: útero; foco experiencia: útero y órganos pelvianos; punto desencadenante: Punto G; se relacionaria con el orgasmo vaginal en respuesta a las arremetidas del miembro durante el acto sexual, también se ha observado que se produce como respuesta al estimulo manual directo del punto G, sobre todo en las mujeres que eyaculan.
Un orgasmo “externo” que se desencadena en uno o más orgasmos pero no es tan “saciante”, foco muscular: Músculo Pubo-Coccígeo (PBC); foco experiencia: Plataforma orgásmica; punto desencadenante: Clítoris

La mayoría de mujeres experimenta un orgasmo “mixto” en el que ocurren las contracciones del tercio externo vaginal (propias del clitórico o vulvar) y casi siempre la apnea (propia del uterino), sería un punto intermedio o mezcla de ambos extremos de la experiencia orgásmica.

Cabe mencionar que en los hombres hay una equivalencia (como siempre digo a nivel embriológico tenemos el mismo origen), nuestra próstata tiene una función equivalente al Punto G, y por tanto también podemos experimentar un tipo de orgasmo más superficial y rápido o uno más profundo y prolongado.

La manera de moverse los órganos internamente y el tipo de contracciones difiere de un tipo de orgasmo de un lado del esquema-tabla al otro, y lo que sienta el hombre en la penetración con lo que esta experimentando la mujer, también.

Como nota final mencionar a Wilhelm Reich que estableció una distinción entre el clímax (una experiencia genital localizada) y el orgasmo (experiencia de todo el cuerpo y no solo la pelvis) y que Lowen señaló que el placer guarda relación con la cantidad de sentimientos de ternura o amor. Tal como dijo un hombre: «El clímax es un alivio de la tensión sexual, el orgasmo es una satisfacción profunda que sólo puedo experimentar cuando participa el corazón».

Así que por lo visto es fácil caer en la etiquetación de que los orgasmos son solo clitorideos o sólo vaginales, ya que la experiencia es mucho más amplia que el reducir todo a un estímulo en un sólo punto. Como digo siempre ¡disfrutemos del proceso de aprender con nuestra sexualidad!

Vía | sobre el punto G


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *