Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Ejercicios Kegel

Luigi Eroxxx 22 abril 2009

kegel5.jpg
Si quieres disfrutar aun más de tus relaciones sexuales te recomendamos aprovechar tu anatomía sexual y ejercitarla, todo musculo necesita de tonicidad y los músculos pubocoxígeos no son la excepción, no es inventado ya que alrededor de 1940 el Dr. Arnold Kegel, ideó estos ejercicios como método de control de la incontinencia urinaria. Con el tiempo se ha visto que estos ejercicios son muy beneficiosos también para mejorar tus relaciones sexuales.

También es beneficioso en el caso de las mujeres, para el parto y para aumentar el placer sexual. Y en el caso de los hombres es muy indicado para luchar contra la eyaculación precoz.

Empezamos controlando la micción, podemos orinar 3 segundos, contraer 3 segundos aguantado el flujo de orina y así sucesivamente hasta hacerlo 10 veces y con un máximo de cuatro sesiones al día. Paulatinamente podemos ir aumentando el tiempo para coger más fortaleza, hasta estar acostumbrados, una vez le hayamos cogido la práctica, no es bueno hacerlo habitualmente ya que podría provocarnos problemas en la micción.

Otro ejercicio consisten en contraer y relajar los músculos tantas veces como puedas o hasta que te canses. Puedes empezar con 10 repeticiones hasta llegar a un máximo de 50 repeticiones diarias. De esta manera el músculo irá trabajando e irá cogiendo fortaleza.

La vagina tiene una profundidad en forma de tubo, y para ejercitar el músculo pubocoxígeo, debemos intentar contraer los músculos paulatinamente como si fuéramos entrando poco a poco a lo largo de la vagina, es decir como si cada vez que contraemos subiéramos un nivel más hasta llegar al fondo.

• En el caso de las mujeres, también pueden ayudarse de algún juguete sexual para fortalecer los músculos, como por ejemplo las bolas chinas.

Así que chicas y chicos a ejercitarnos se ha dicho pues así mejoraremos nuestros orgasmos y también el de nuestra pareja.

Vía l Educasexo


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

ENLACES A ESTE ARTICULO