Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Disfrazarse para tener sexo

dlopez 6 abril 2010

5ddd4_1.jpg

Posiblemente muchas fantasías sexuales se conectan con un trabajo o con una idea. La enfermera libidinosa, el policía que obliga a la mujer y el médico investigador son algunas de ellas. No se trata de tener la casa llena de disfraces pero sí de jugar un poco con ellos como un elemento más.

Como venimos diciendo desde hace algún tiempo, las fantasías hay que intentar cumplirlas ya que la actitud contraria provoca frustración, rechazo al sexo y problemas en la relación de pareja. Es más común de lo que parece el intento de disfrazarse, es divertido y puede dar mucho juego, no se puede pedir más.

Si habéis ido al Caribe mexicano es más que probable que los vendedores os hayan ofrecido las clásicas máscaras de lucha libre con la cantinela “para la nochecita romántica”. Está comprobado que muchas mujeres se excitan al pensar que son violadas por algún desconocido. Que conste que la violación es un delito en toda regla, pero que tu pareja te viole y se ofrezca a hacer sexo “fuera de lo normal” contigo es un aliciente para la relación.

Por eso os animamos a que disfrutéis del sexo con disfraz, a que llevéis a la realidad vuestras fantasías y a que, en definitiva, viváis el sexo como algo alegre y positivo. Y ya que estamos, ¿usáis disfraces?, ¿qué fantasía se repite más en vuestra mente?, ¿qué pensáis de todo esto? Esperamos vuestros comentarios.


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *