Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

¿Dios te libera de tu sexualidad? ¡No, padre!

NEodAni 27 marzo 2009

¿Dios te libera?
¡Ni tan siquiera te ayuda a trascenderla hoy en día! Hace poco escribí sobre la polémica del Papa Ratzinger, los preservativos y su visión conservadora basada en la moral y la ética, y curiosamente me encuentro con más datos que me hacen ver lo anticuada que esta la teología basada en la moral transmitida desde Dios, de forma mediumínica, a unos pocos elegidos a saber por quien.

Datos de Pepe Rodríguez en “La vida sexual del clero” (1995 – Ediciones B), valorado sobre 354 sacerdotes en activo (en España): un 95% se masturba, un 60% mantiene relaciones sexuales, un 26% soba a menores, un 20% realiza prácticas de carácter homosexual, un 12% es exclusivamente homosexual, y un 7% comete abusos sexuales graves con menores (a estos porcentajes habría que añadir el notable 20% de sacerdotes ordenados que se han secularizado y casado, o viven amancebados sin más).

Preferencias sexuales: el 53% mantiene relaciones sexuales con mujeres adultas, el 21% lo hace con varones adultos, el 14% con menores varones y el 12% con menores mujeres; por tanto se observa, que un 74% de ellos se relaciona sexualmente con adultos, mientras que el 26% restante lo hace con menores; y que domina la práctica heterosexual en el 65% de los casos, frente al 35% que tienen orientación homosexual.

El psicólogo norteamericano George Christian Anderson, creador de la Academia de Religión y Salud Mental, sostiene, con gran acierto, que “una religión sana, lejos de alimentar una neurosis, puede favorecer nuestra salud mental; ayuda a estabilizar el comportamiento, a favorecer la madurez psicológica, y a ser creativo e independiente.” y según el libro de Pepe Rodríguez, la estructura formativa dominante dentro de la Iglesia Católica, especialmente en cuanto a la preparación de sacerdotes y religiosos/as se refiere, está aún muy lejos de poderse considerar “una religión sana”.

La educación sexual es ¡Importantísima!, pero ya no a nivel social, sino a nivel personal que es lo que quiero remarcar siempre desde mi visión. No nacemos “enseñados”, tenemos un progreso lento de aprendizaje que dura toda la vida en muchos aspectos. Así que señor Ratzinger ¡viaje menos! y centrese en mejorar su institución, aunque me imagino que se necesitarian 5 papas para mejorar algo, y una papisa también ¿porque no? 😉

Más Información | Dios nació mujer


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *