Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

La dieta del cucurucho

dlopez 27 noviembre 2009

sex_positions_doggy_style_vara.JPG

La famosa dieta del cucurucho, comer poco y…mucho, parece que tiene más sentido de lo que pueda parecer una simple rima de mal gusto. Se sabe que hacer el amor adelgaza pero lo que no sabemos es ni por qué ni cuánto. Por eso os lo aclaramos en este post.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que no estamos hablando de un ejercicio físico con características fijas. Es decir, si estuviésemos hablando, por ejemplo, de la natación pues bien podríamos poner una cantidad fija de calorías perdidas, pero el sexo es otra cosa bien distinta.

Todo depende de la duración del sexo, de la postura, de los orgasmos y, cómo no, del clima exterior. No es lo mismo hacerlo en verano que en invierno, a una hora que a otra. Pero sí nos ponemos de acuerdo en que es un ejercicio aeróbico perfecto. El aumento de las pulsaciones, el movimiento pélvico y el orgasmo en sí nos hace perder unas 150 calorías cada 20 minutos, cantidad similar a la que se quema andando, por ejemplo.

Pero no sólo se pierde peso con el mero ejercicio físico, las caricias y los orgasmos generan endorfinas que provocan que el cerebro se sienta bien y activan el metabolismo, por lo que una vida sexual sana también conlleva un metabolismo activo.

Eso sí, las personas que no tienen un sexo satisfactorio buscarán esas endorfinas en la comida, especialmente en el chocolate, y de ahí a engordar va un solo paso. Pero claro, pensaréis, ¿y si estamos en un periodo de sequía sexual?, pues optad por la masturbación. Hay muchos juguetes para ambos sexos que os darán muchísimo placer y también os harán perder algunas calorías. La cuestión es tener sexo y perder esos kilillos de más.


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *