Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Las cosquillas como juego preliminar

dlopez 24 julio 2011

A pesar de que los preliminares son tan importantes como el sexo, muchos son los que han optado por montar una serie de numeritos circenses para conseguir estimular a su pareja. A veces lo más simple excita mucho más que lo más complicado.

Por eso os aconsejamos que uséis las cosquillas como juego preliminar. Es posible que penséis que estamos locos pero os sorprenderíais de cómo unas simples cosquillas excitan. El departamento de Psicología Experimental y Fisiología del Comportamiento de la Universidad de Granada denominado SetShift ha estudiado el efecto de las cosquillas en el cuerpo y estos son los resultados.

Emilio Gómez Millán es el profesor encargado del estudio y ha llegado a la conclusión de que las cosquillas sólo provocan risa si la otra persona es conocida por nosotros y si no le vemos como una amenaza. Por ejemplo, dos hombres heterosexuales no se pueden hacer cosquillas porque ambos se ven como rivales.

La indefensión que provoca la risa es como una especie de rendición ante la otra persona, una apertura que termina en sexo. Axilas, pies, costados, cuello y vientre son las zonas más sensibles para recibir cosquillas y para empezar una sesión de sexo mucho más estimulante que otra sin preliminares.

La knismolagnia es la parafilia que tienen aquellas personas que sólo llegan al orgasmo a través de las cosquillas. Tickling Media es un foro que reúne ya a 80.000 fans de las cosquillas, buen lugar para conocer todos los detalles de este simple gesto que tantos beneficios produce.

Vía | La Voz


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *