Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Comprende mejor a los hombres, consejos prácticos

dlopez 22 septiembre 2010

problemassexuales.jpg

Es algo bastante recurrente. Cuando el hombre está mal la mujer, con su mejor intención, intenta que él se anime, que intente estar mejor. Para conseguirlo intenta usar el sexo, el erotismo, la risa y todo lo que tiene en su mano pero se da cuenta de que él no está receptivo y no quiere ser animado. Ella se siente mal pero no hay motivo para la preocupación.

Según un reciente estudio este tipo de actitudes sólo provoca que la situación empeore. La mujer, muy en el fondo, sigue pensando en el hombre como el “salvador”, como alguien que siempre tiene que estar bien, tener fuerza para seguir adelante y ser el líder de la pareja. El hombre se da cuenta de que si ha mostrado debilidad y sólo recibe a cambio mensajes para que siga adelante está siendo “forzado” a hacerlo.

Paul Dobransky, coordinador de este estudio de la Universidad de Iowa, llegó a esta conclusión, “Los hombres no siempre necesitan la ayuda de alguien para seguir adelante. La costumbre es arreglar las cosas por sí mismos, las mujeres necesitan más ayuda de las amigas y por eso se produce el choque. La necesidad emocional femenina no tiene nada que ver con la masculina”.

El mensaje que recibe el hombre es que está siendo protegido en exceso y que la mujer le va a sacar de los problemas, es decir, que sin ella no puede hacer nada. Cuando se da cuenta de que esta idea es completamente opuesta a la educación recibida llega el conflicto”.

Entonces, os preguntaréis las mujeres, ¿qué podemos hacer en estos casos? Pues simplemente dejar que sea el hombre el que os pida ayuda, que sea él el que decida qué quiere compartir con vosotras y a partir de ahí ayudarle a que consiga su objetivo. ¿Os ha pasado esto alguna vez?, ? ¿qué pensáis al respecto?

Vía | Cosmopolitan


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

ENLACES A ESTE ARTICULO