Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Cómo ser una tigresa en la cama, consejos masculinos

dlopez 18 febrero 2011

tigresa.jpg

Afortunadamente el papel de la mujer en las relaciones sexuales ha cambiado muchísimo. Ya quedó en el olvido el abrirse de piernas bajo la manta para que sólo el hombre tuviera su orgasmo. Las mujeres ahora son activas sexualmente y tienen todo el derecho del mundo a pedirnos lo que deseen para mejorar la relación sexual.

Eso sí, a pesar de ser activas eso no significa que siempre acierten en su forma de tener sexo con un hombre. Pueden cambiar su mente pero no entrar en la mente masculina. Hoy os daremos unos consejos sobre lo que nos excita realmente a los hombres, te podrás convertir en una tigresa si sigues leyendo este post.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que al hombre le gusta saber por dónde va. Si hablas, si exteriorizas lo que estás sintiendo lograrás tanto que él acierte como excitarle mucho más que si estás gimiendo solamente. Usa un lenguaje digno de la situación y tendrás mucho ganado.

El lugar es algo importante pero no siempre hay que hacer el amor en la cama. El “aquí te pillo, aquí te mato” funciona, lo mismo da el sofá, el baño, la alfombra o el coche. Esto también nos excita muchísimo a los hombres y suele dar buenos resultados. Intentad también hacerlo al aire libre en alguna zona oculta, no se trata de ser detenidos por escándalo público, ya que las situaciones que podéis vivir pueden excitaros muchísimo.

Es importante también que intentes mover tus manos mientras te penetra. Azotes en el culo, arañazos en la espalda, pellizcos en los pezones y todo lo que puedas expresar son alicientes necesarios para hacer de cada sesión de sexo algo irrepetible.

Muchos hombres no se excitan hasta que no se despiertan del todo. Espera a que vaya a ducharse y recíbele desnuda en el cuarto de baño. Seguro que pasa algo. Es el momento justo para hacerlo de pie, una postura que no siempre se practica. Apóyate en la pared o en el lavabo y recíbele, si luego pegas tu espalda a su pecho y le miras mientras le acaricias seguro que lo pasáis bien.

Nuestra parte ya está hecha, ahora sólo queda que seáis vosotras las que nos enviéis vuestros propios consejos, que nos contéis vuestras experiencias. Entre todos podemos mejorar nuestra vida sexual.

Vía | Cosmopolitan


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *