Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Cómo decir: hemos terminado

dlopez 28 septiembre 2009

como-decir-hemos-terminado.jpg

Es quizás uno de los tragos más difíciles, uno de los momentos más complicados para cualquiera de las partes que quiere romper una pareja. Entre otras cosas porque esa persona no toma esa decisión de un día para otro sino que la medita, la piensa y la considera durante semanas.

El lastre de llevar varios años con la relación puede ser más pesado de lo que parece. El ser humano se acostumbra a la otra persona, a aceptar sus virtudes y defectos a cambio de un poco de cariño. Un alto porcentaje de las rupturas se plantean o bien porque la situación es insoportable o porque hay otra persona en el horizonte. Pero si quieres romper has de tener en cuenta que la otra parte es una persona con sentimientos, intenta hacer las cosas correctamente.

Lo fundamental a la hora de exponer una ruptura es ir al grano. Sin ser borde o brusco, que puede provocar la sensación de “ya me he cansado de ti”, hay que intentar exponerlo todo de la manera más clara posible. Hay que dar motivos y explicar bien todos los términos.

Otro error que solemos cometer es el famoso “voy a cambiar”. Cuando se le expone, o se nos expone, a otra persona el motivo de la ruptura la tendencia natural es la de cambiar la actitud, mejorar, ser otra persona que no hemos podido ser durante todo el tiempo que llevamos en pareja. No caigas en esta trampa porque si ya has pensado en romper un cambio de actitud no te va a hacer cambiar de opinión.

No mentir también es fundamental. Si te inventas una historia relacionada con su forma de ser o bien algo relacionado con tu vida personal (problemas familiares, “yo no puedo darte lo que pides”…etc.) más tarde o más temprano saldrá a la luz la verdad. Es más fácil decir: ya no te quiero como debería, es doloroso pero a la larga le permites a la otra persona que rehaga su vida.

No retrases el momento de exponer la ruptura porque es peor. Tu pareja te notará “raro/a” y se comportará mejor, si ahora se comporta bien y de otra forma…¿por qué quiero dejarle? y la situación se convierte en un círculo vicioso de difícil salida.

Las cuentas claras y el chocolate espeso. Os instamos a que nos comentéis cómo os han dejado, qué trolas os han intentado colar…etc. Seremos todo ojos.


COMENTARIOS

  1. #1
    Adios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *