Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Los chicos buenos y su fracaso sentimental

dlopez 18 julio 2011

Es posible que hayas tenido que ser un chico bueno. Y decimos esto en tono de obligación porque es más que probable que te hayan enseñado que hay que ser educado, respetuoso, casi perfecto y casi anularte en una relación sentimental. Si bien la educación y el respeto han de estar presentes siempre el resto no ayuda demasiado y de esto ya te habrás enterado.

Pero ¿por qué no le gusta a una mujer “el yerno perfecto” y prefiere al macarra de turno? Pues muy sencillo, porque aburres a las piedras y esa chica no va a estar con alguien predecible ya que eso le quita salsa a la vida. En el tema del sexo también suele pasar esto.

Si eres un chico buena sabrás acariciarla perfectamente, estimularle los pezones, hacerle el cunnilingus perfecto, la penetración maravillosa, esperar a que tenga 2 orgasmos y sólo entonces eyacularás. ¿Es esto magnífico?, posiblemente al principio sí pero luego parecerá más un ballet que sexo normal y corriente.

Otro problema que tenéis es que todo lo que hacéis no es tampoco natural. Es decir, si sois casi perfectos y os entregáis al máximo esperáis lo mismo de vuestra pareja por lo que os sentís defraudados tanto por no recibirlo como por el pasotismo que empezáis a notar por parte de vuestra chica/o.

Más claro, comportarse siempre bien y usar una educación inglesa hace que la otra parte piense que siempre estaréis allí por lo que no hay que esforzarse para manteneros en el lugar que os habéis trabajado con tanto esfuerzo.

Cambiar de actitud os permitirá cuidaros más, vivir vuestra vida (y no la de vuestra pareja), disfrutar, salir con amigos, ir a conciertos que a ella no le gustan y muchísimas más cosas. Además el cambio provocará que, de repente, ella/él piense aquello de “Este no es mi Manolo que me lo han cambiado”. Despertad el interés de vuestra pareja y no aburridla más. El verano es ideal para este cambio. Esperamos vuestros comentarios.


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *