Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

El cambio de imagen como método de seducción

dlopez 19 mayo 2011

seduccion.jpg

Uno de los errores más recurrentes a la hora de intentar seducir a una persona es el del cambio de imagen. Ambos sexos pensamos que si a la otra persona no le gustamos como somos lo mejor será cambiar de imagen para atraer su atención pero no hay nada más lejos de la realidad. El cambio de imagen es un gran error y ahora te explicamos por qué.

La frase “Aunque la mona se vista de seda, mona se queda” nos puede servir para aclarar vuestras dudas. Si te gusta una persona y ni te ha mirado, ni ha mostrado interés por ti, ni piensas que vaya a hacerlo, lo más lógico sería no cambiar tu imagen para complacer a alguien que no sólo no te va a mirar sino que además va a pensar que tu cambio de imagen obedece a una falta de personalidad enorme.

Aunque es posible que perdiendo unos kilos de más y cortándote el pelo puedas dar mejor imagen, eso no significa que la otra persona vaya a mirarte o a enamorarse de ti. Cambiar tu forma de ser para estar con otra persona supone engañar a la otra persona y de paso dar una imagen completamente distorsionada de lo que eres.

Si de buenas a primeras apareces en la discoteca de turno tras varias semanas en el gimnasio y logras que esa persona te mire te sentirás bien pero piensa en las consecuencias. Si tras 2 semanas de empezar a salir con esa persona te comportas tal y como eres, es decir que no vas al gimnasio ni a preguntar la hora que es, pues el engaño está servido.

¿Qué podemos hacer?, pues muy sencillo: ser tal y como sois. La seducción no se debe basar nunca en las mentiras que pensamos que agradarán a la otra persona porque al poco tiempo todo se aclarará y no sólo vamos a hundir nuestra imagen ante esa persona sino que además quedaremos como mentirosos/as ante buena parte de sus amistades. Pensad bien lo que hacéis y no os centréis sólo en una persona ya que puede haber otra que ya está enamorada de vosotros y quizás sea mejor que el objeto de vuestro amor. Esperamos vuestros comentarios.


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *