Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

El arte de la seducción, diferencias entre hombres y mujeres

dlopez 25 octubre 2010

seduccion1.jpg

Se trata de eso, de seducir a otra persona intentando conocerla mejor y ajustándose, en la medida de lo posible, a sus gustos. Lo malo es que ambos sexos hablamos un idioma totalmente distinto, el lenguaje gestual y lo que decimos no siempre concuerda con lo que pensamos. La frase “Es complicado entender a una mujer” es comparable a “Hombres, qué asco”.

Pongamos pues algunos ejemplos de lo que estamos comentando. Imaginemos que la chica de tus sueños se niega en rotundo a hablar contigo, ni te mira a la cara y te odia directamente. Esto para el hombre es un reto que puede provocar tensión sexual pero de ser su enamorado a un imbécil molesto sólo hay un pequeño paso.

En algunos casos esa negativa inicial no significa que todo esté perdido pero los hombres somos expertos en arruinarlo todo. Abordar a una chica en la discoteca, invitarla a algo prácticamente a punta de pistola a pesar de su negativa, ponerla nerviosa con tus movimientos (tus ojos no le miran directamente, no paras de moverte), no observar el lenguaje gestual de ella cuando empiezas a hablar (en un minuto te darás cuenta si quiere, o no, hablar contigo) y varios factores más han de ser tenidos en cuenta.

A veces un no puede ser un sí pero hay que trabajárselo un poco. Si no te lo crees haz la prueba del 9, pasa absolutamente de ella, ni la mires, ni la acoses, ni hagas nada, su reacción te hará saber si decía la verdad o si por el contrario hay algo. Eso sí, recuerda siempre que ella tiene el mismo derecho que tú a decirte que no. No hay que obligar a nadie.


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *