Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

El amor hormonal

Luigi Eroxxx 7 octubre 2009

amor.jpg
Como seres pensantes y prácticamente dueños del mundo donde habitamos, deberíamos ser felices o mas felices, pero por alguna razón tenemos la tendencia a complicarnos la vida de formas incluso irrisorias. Una de las cosas que mas trabajo nos cuesta es el amor.

Somos seres emocionales y racionales, aunque le damos el nombre de emociones a todas aquellas sensaciones creadas en nuestro cerebro por sustancias químicas ahí mismo producidas. El amor en si, no es mas que una serie de compuestos químicos cerebrales. Suena un tanto frío, pero para desgracia de muchos, la idea generalizada del amor y sobre todo del amor eterno no es mas que un proceso hormonal con cierto tiempo de caducidad.

Si alguien me pregunta como puede enamorar mas a su pareja asegurando que esta no lo deje, les puedo responder, diciéndoles que la mejor forma de aumentar el amor, es dándoles buen sexo, pero de aquel sexo memorable, que las haga o los haga recordarte, el orgasmo libera a la oxitocina, hormona encargada de generar apego, a la persona que provoca esa liberación.

Así que es muy simple, no compliquemos nuestra vida, el sexo es fundamental a la hora de amar y ser amados, es por ello que no nos sorprenda ser dejados cuando las cosas en la alcoba no van para ningún lado, el apego puede ser grande, pero si encuentra un amor sexual que las llene o los llene, no será raro que se enamoren de esta persona dejando atrás a quien no logro satisfacer sus deseos carnales.

Es por ello que les digo, no se compliquen la vida, el sexo y el amor van de la mano, son todos procesos químicos que suceden dentro de nuestros cuerpos, algún día quizás encontremos la formula perfecta, sinteticemos la cura al desamor, pero por ahora solo disfruten de lo que tienen y dejen de dejarse llevar por lo que nos quieren vender, la pareja perfecta no existe y es probable que el amor eterno tampoco, pero si lo trabajamos, es posible que dure muchos años.


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *