Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Amigos con derecho a roce, modalidad de pareja en auge

dlopez 10 abril 2011

amigosderechoaroce.jpg

Amigos con derecho a roce, sex friends o cómo queramos denominarlo. Esta modalidad de pareja cada vez está más de moda. Los cambios vividos en la sociedad española han permitido que estemos hablando de una relación de amistad en la que el sexo entra en juego o bien estamos hablando de dos personas que sólo quedan para tener sexo y listo.

En la época del fast food, las redes sociales y el mundo virtual, una vez apagado el ordenador nada existe, es mucho más fácil encontrar a gente que no quiera tener ningún tipo de compromiso con otra persona. Esa es la idea, no tener compromisos, sexo por el sexo y listo. ¿Pasa factura este tipo de relación?

Definitivamente sí. Una cosa es tener sexo de forma habitual y otra es intentar borrar los lazos emocionales que suelen establecerse. No es lo mismo salir con una persona distinta cada fin de semana que tener sexo con la misma persona porque, lo queramos o no, se establece una intimidad de difícil solución.

Estar teniendo sexo con la misma persona durante meses y pretender ser independiente en lo sentimental es, cuando menos, curioso. Si sólo tienes sexo con la otra parte no sería lógico dejar de seducir a otra persona. Si comienzas una relación con otra persona ¿qué pasará con tu amigo/a con derecho a roce?

En esta sociedad el carpe diem es la ley. Entendemos que mientras dure hay que disfrutar todo lo que se pueda pero el sexo es el aljibe al que van a parar sentimientos, atracción física, ideas, pensamientos, sueños y anhelos varios, usarlo como un mero ejercicio de aerobic nos parece no tener demasiado claro que la otra parte también tiene sentimientos y puede sentirse mal si nosotros cortamos este tipo de relación.

Ahora es vuestro turno, ¿habéis tenido amigos/as con derecho a roce?, ¿cómo terminó todo?, ¿qué sentíais cuando teníais sexo? Esperamos vuestros sabios comentarios al respecto.


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *