Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Normalizar la homosexualidad sigue siendo difícil

NEodAni 2 junio 2009

Normalización
No entiendo porque Jaime Cantizano no responde claramente cuando le preguntan sobre su homosexualidad y evade una respuesta clara. ¿Que cuesta decir: «ahora salgo con esta persona» o «mi pareja es tal»?, me pregunto ¿si es que va a perder fans femeninas? o ¿alguien se va a meter con el y lo va a deportar a no se donde? Y así estoy viendo más y más personajes que juegan a la ambiguedad, al «no definirse» como ¡sí harian en otros temas! sin ningún problema.

Pienso que estar tonteando con esto, no solo no favorece esta normalización en la vida cotidiana de todos, heteros y homosexuales, sino que puede llevar a temáticas tipo: Outing (revelar la homosexualidad de alguien en contra de su voluntad) que comentaba mi compañero Eroxx, dando pie a polémicas y en este caso alimentar a la prensa rosa (nunca mejor dicho) y no hay que confundir el derecho a la discreción e intimidad con el tener que esconderse de nadie ni de nada.

Al ver un articulo de entrevista a Iñigo Lamarca, que publicó ‘Diario de un adolescente gay’, una guía con la que pretende que «ningún joven de orientación homosexual se sienta solo», se me sigue haciendo patente esta necesidad de normalización, en la diversidad sexual que siempre ha tenido la sociedad y forma parte de la historia humana (aunque se haya ocultado y perseguido), y que por lo visto ahora parece que se tiene que descubrir.

Otro articulista mencionaba en la red que el «matrimonio gay» y la «ley de identidad de género» es todo un negocio rosa en el fondo, vamos que se aprovechan mucho para vendernos cosas como las páginas rosas (imitación de las páginas amarillas), con empresas gay friendly (amiga de los gays), donde encontrar un fontanero o un abogado para gays ¿alguien lo entiende?
Cantizano
Yo entiendo por normalizar, el que algo forme parte de la vida cotidiana sin que sea rechazada, ni que tampoco se integre por imposición revolucionaria. Ayer en mi barrio (la zona más gay de Barcelona) al cruzar una placeta había una pareja gay abrazados en un banco, haciéndose arrumacos la mar de felices, me di cuenta de ello como me hubiera dado cuenta de una pareja hetero o de una mujer dándole un biberón a su precioso bebé (son jardines siempre con niños jugando y gente paseando al perro). A estas alturas de la película, ¿aún hay miedosos que si le dan un beso a su novio no pueda ser en público?, si es así que sea porque son personas discretas o pudorosas, pero no por ser gays.

Aquí vamos a tratar la sexualidad como una experiencia vital más, procurando recabar toda la información actual que haya sobre ello y que nos permita disfrutarla con calidad de vida, pasión y de manera fraternal y respetuosa (conciudadanamente hablando), y no digo de manera ética porque se la dejo a nuestro ¿amado? Benedicto XVI (¡insisto! Angeles y Demonios), que seguro tiene más de un secreto escondido en los armarios de su querido vaticano.

Vía | diarioVasco


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *