Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Las alergias y el sexo

dlopez 3 enero 2010

salud-evita-alergia-primavera-460×345-la.jpg

Es posible que nunca te hayas parado a pensarlo. Sólo sabes que cuando llega primavera tus ojos están llorosos, tu nariz congestionada y no paras de estornudar. Usas la pastillita para la alergia, las gotas para la nariz y poco más. Has de tener cuidado con ir al parque o los días en los que hace viento porque hay más polen. Adiós señor alergólogo, hasta otra.

El facultativo nunca tiene a bien recordarte que la alergia también influye, y mucho, en tu vida sexual. Primero porque para practicar sexo hay que sentirse bien y más o menos atractivo/a y segundo porque cuando alguien está tosiendo, moqueando y con síntomas evidentes de asfixia muy pocos van a querer tener una relación sexual contigo.

Una encuesta confirma todo lo anterior. Lo curioso es que hasta un 17% de personas no han observado cambios en su vida sexual cuando padecen la alergia. Se olvidan de que en ese estado ellos mismos van a evitar darle un beso a su pareja o a proponer tener sexo.

El estudio llevado a cabo en Cleveland, Ohio, tiene a bien resaltar que todos los pacientes sólo se quejan de la nariz, los ojos y los problemas respiratorios, ninguno habla del sexo y siempre “sacan pecho” al decir que sus relaciones no varían.

Por eso, piensan los médicos que redactaron la conclusión al estudio, hay que buscar también en la vida sexual las consecuencias tanto de la alergia como de los medicamentos para combatirla. A veces es más importante que el sexo sea como siempre y no tanto que el enfermo sólo mejore de cara a la galería. Por eso deberíamos de intentar buscar alternativas para tener sexo cuando la alergia nos ataca. Todo es comenzar en esta vida.


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *