Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Alcohol, provoca el deseo pero frustra la ejecución

NEodAni 7 abril 2009

alcohol y sexo
Esta frase de Shakespeare me parece idónea para un titular, así que con ella vamos a comprobar cuanto alcohol vuelve irregular nuestra actividad sexual y cuantas “copas” deberíamos tomar, o cuantas ¡no! deberíamos pimplarnos, algo que debe valorar cada cual para tener responsabilidad.

¿El alcohol “desinhibe”? ¡sí!, ¿el alcohol “deprime” (tu sexualidad)? ¡también!. En el hombre, a partir de 0.5 gramos de alcohol por litro de sangre, produce efectos de supresión de la erección, en la mujer, incluso ingerido con moderación, dificulta la respuesta orgásmica, sentencian los médicos.

En el tema conducción a partir de 4 cervezas ya estas legalmente ebrio, porque tu tasa de alcohol empieza a subir por encima de esos 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre y si tienes permiso de conducir con menos de 2 años, la tasa es menor, de 0,3 g/l. ¡Otro ejemplo! Hombre, 72 kg, 2 horas después de haber comido, 3 copas de whiskey, ¡listos!, una copa más y entra de lleno en la franja de ¡conductor peligroso!.

Son ejemplos simples porque hay mucha variedad de bebidas con diferentes graduaciones, pero es bueno tener una “idea” aproximativa de la proporciones en bebida de lo que nos estamos metiendo en el cuerpo. Me gustaría poner una tabla con la relación de copas necesarias para: -estar alegre y desinhibido, -tener cierto retardo para eyacular y con ello como más autocontrol, o -necesitar más esfuerzo para llegar al orgasmo, -costarte más tener una erección, o incluso -no poder tener erección si es que ya “te has bebido hasta el agua los floreros” como se diría coloquialmente; pero esta tabla aún no existe, cada cual debe tener mentalmente una noción clara de lo que le conviene beber y como le afecta.

Mencionar 2 puntos importantes sobre el alcohol: 1- No creas que lo vas a reducir con algún método después de haberlo ingerido y 2- la capacidad de “aguantar” lo que te pongan no depende de tu constitución ni de otras ideas.

En la información que se da sobre este tema se dice: “Las personas sanas metabolizan el alcohol a una velocidad relativamente constante, y, una vez que los efectos del alcohol han aparecido, no hay prácticamente nada que pueda acelerar su desaparición. Ni el café, ni ducharse, ni vomitar, ayudan a hacer que desaparezcan más rápidamente los efectos del alcohol ni a que se reduzca la tasa de alcoholemia.” y “La capacidad de aguantar grandes dosis de alcohol no indica, pues, mayor fortaleza física o más madurez, sino que a menudo es el reflejo de una manera perjudicial de beber”.

Más Información | Punt d’informació: alcohol


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *