Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Aceptando el rechazo

Luigi Eroxxx 14 mayo 2009

rechazo.jpg
En el amplio mundo de las relaciones afectivas existen un gran número de emociones y sensaciones, algunas positivas y otras negativas, pero sin duda una de las que el ser humano mas rehúye es el rechazo, es de las cosas más difíciles de asimilar y sobrellevar, sobre todo cuando se da en las relaciones sentimentales o en el intento de que se dé una, es bastante común que sintiéndonos con suerte y seguros de nosotros mismos invitemos a salir a una o varias personas.

Pero siendo honestos con nosotros mismos, no todo el mundo está ansioso por que le extendamos una invitación a salir y a veces nos enteramos de aquello, digamos de una manera muy poco agradable. Por eso, si este es tu caso y has sido víctima del rechazo en una o varias ocasiones, entonces te daremos algunas pautas de cómo sobrellevar esa situación.

No ha pasado nada

Alguien una vez me dijo una frase muy interesante:

“Todo depende de cómo tomes las cosas y el resto las tomará igual”

Para ponerlo en el contexto de un ejemplo, si hay un terremoto en tu localidad y una persona se desespera y grita de forma incontrolable, el resto también lo hará, entonces aplicándolo a nuestra hipotética situación de rechazo, si te dicen “No puedo aceptar tu invitación” tu manéjalo de la mejor forma posible y basta con un “Esta bien, quizá pueda ser en otra ocasión” de seguro tu contraparte por compromiso o no, te dirá algo del estilo “Seguro, en otra ocasión saldremos“.

No cierres la puerta

A veces el rechazo no necesariamente se da por que le seamos del todo indiferentes a la otra persona, sino que es cuestión más bien de que su agenda se cruza con la invitación que tú le haces, por eso de forma cortes y sin pecar de insistente, confirma si en verdad le interesa salir en una oportunidad diferente.

No, es no

Bueno este es el cuadro más difícil y hace relación al momento cuando definitivamente la chica(o) en cuestión no quiere saber nada de ti, ya lo intentaste por vez primera, confirmaste por si acaso y nada, si este es el caso…

Lo mejor es ser cortes y dejar la situación con una disculpa de por medio en dado caso de que hubiera existido algo que incomodara a la otra persona.
Al fin y al cabo siempre podrás encontrar alguien más quien sí quiera ser la afortunada de compartir tu tiempo y tu tan privilegiado espacio.

Lo importante es que aprendas que un rechazo, sólo es una persona que ha decidido no aceptar una invitación a salir, no lo lleves a un nivel más profundo y mucho menos dejes que eso te afecte en el futuro, recuerda que recibir un no es simplemente un paso más cerca del sí tan ansiado, ya que por estadística entre más preguntes e invites a salir más oportunidades existen de que tus invitaciones sean aceptadas.

Piensa siempre positivo y no te desmoralices ante las negativas, pues si pierdes seguridad se notará en la manera en la que abordes a la otra persona y en consecuencia atraeremos el rechazo; en cambio si vemos el rechazo como una oportunidad de pulir nuestra “habilidad” para hablar con el sexo opuesto (no siempre) estaremos mucho más preparados para iniciar un acercamiento efectivo que pueda concluir satisfactoriamente en una buena cita.

No lo olviden, en vez de agachar la cabeza en sinónimo de derrota tomemos una buena bocanada de aire, irgamos la postura
, hagamos uso de nuestra mejor sonrisa y salgamos al ruedo dispuestos a fallar de vez en cuando pero siempre seguros de conseguir una buena faena.


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *