Erotismo, sexo, relaciones y parejas.

Al acecho de la pedofilia

Luigi Eroxxx 25 junio 2009

pedofilia.jpg
Uno de los temas que aun no logro comprender del todo y es posible de que nunca lo haga es el de la pedofilia, no puedo concebir que exista este tipo de prácticas tan aberrantes, no soy alguien que le guste juzgar la vida sexual de las personas, pero siempre estaré de acuerdo a que dichas prácticas sean consentidas y con mayores de edad, preferiblemente.

Pero en este caso hablamos de niños que aun no entienden la naturaleza de lo que están haciendo u obligando a hacer, dañando su vida por el resto que les quede vivirla.

Uno de los medios o mejor dicho el medio donde están proliferando, estas personas y este tipo de actos, es el internet. El lugar perfecto para que ellos puedan actuar desde lo más recóndito, desde las sombras.

Y los más vulnerables, son nuestros hijos, sobre todo aquellos que ya están en edad de acceder a la información desde una computadora, ya que Internet, se presenta como el lugar más peligroso para que esta gente, sin ningún escrúpulo, pueda aprovecharse de la inocencia y buena fe de los menores.

Los datos son escalofriantes, ya que aseguran los entendidos, que uno de cada cinco chicos que se conectan a Internet, sufre algún tipo de abuso o son víctimas de un ataque. Por ello, resulta fundamental estar atentos y alertar a nuestros hijos, sobre el accionar de este tipo de gente.

Algo que me da mucho que pensar y analizar, es que grupos organizados de estas personas (no sé como mas llamarles), están proclamando que el próximo 27 de junio sea el “día internacional del amor por los muchachos” promoviendo que en ese día, se honre a los niños que mantienen relaciones con adultos.

Es tan difícil hacer frente a este fenómeno, es probable que ya haya rebasado a las autoridades y a la propia sociedad, este tipo de personas, realmente no creen estar haciendo algo malo, se escudan diciendo que los menores están de acuerdo, pero que se puede decir de personas enfermas, manipuladoras y sobre todo negadoras de la realidad en la que viven.

Se han inmiscuido en cada rincón de la sociedad, donde haya niños, escuelas, iglesias o equipos deportivos, incluso en la misma familia. Por eso es tan necesario estar pendientes de nuestros hijos y pedirles que a la menor insinuación de algún adulto lo hagan saber. De esta manera se puede evitar alguna desgracia más grande.

Vía l Educasexo


COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *